Cuatro preguntas de órdago

Una de las experiencias más emocionantes como autora es «ver» cómo los lectores hacen suya la novela.

Dsdmona acaba de publicar su visión de Un hombre de pago en su blog. Y debo decir que su mirada no ha pasado nada por alto. Para muestra, la relación de preguntas que ella se formula a raíz de su lectura:

«¿Se puede trabajar en el sexo por pago y tener una vida sentimental normal?¿Se puede transformar una relación comercial basada en sexo en una de otro cariz?¿Por qué los hombres a partir de cierta edad sólo se fijan en las mujeres con veinte años menos?¿Por qué las mujeres de cierta edad tienen tendencia a parecer más jóvenes?».

Las dos últimas están, a mi entender, en el orígen de todo este lío que unos y otras nos llevamos entre manos.

El debate continua abierto.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Cuatro preguntas de órdago Leer más »