#monkeyfirst:  Lo más difícil va primero

X es el laboratorio de innovación de Google. Este laboratorio es una fuente de propuestas tecnológicas (como pueden ser los coches autodirigidos) y también de gestión. Hoy quería hablarte precisamente de cómo gestionan en X los proyectos.

La premisa del equipo de innovación de Google se resume en un hashtag un tanto surrealista: #monkeyfirst, que vendría a ser «el mono va primero». Ésta es la idea: si quieres enseñar a un mono a recitar sonetos de Shakespeare, antes de preocuparte por diseñar el pedestal al que lo subirás para exhibirlo y que los recite, preocúpate de ver si es posible que los aprenda. En otras palabras: empieza un proyecto enfrentándote a la mayor dificultad.

#monkeyfirst es encargarse primero y siempre de la tarea más compleja. De este modo liberas energía y espacio mental para dedicarlo a lo que sí te motiva.  Puedes sustituir “complejo” por “aburrido”, “pesado”, “cansado” …  Me refiero a la tarea que postpones siempre, la que te angustia.  La que nunca consigues tachar de la lista.

En mi caso, agendo todas las tareas de gestión por las mañanas. Las tardes -salvo reuniones o eventos que no dependen de mí- están reservadas para leer y escribir con tranquilidad y con ganas, porque siento que ya me he quitado lo más gordo de encima.

Si quieres aplicar el #monkeyfirst a un proyecto nuevo, por ejemplo, pregúntate a la hora de lanzarlo qué es lo más difícil –y lo más crucial-y comienza por ahí. No te preocupes por el decorado hasta que no hayas resuelto los entresijos.

La idea es de aplicación inmediata y los resultados, también. Cuéntame qué tal te va en los comentarios a pie de post.

La ilustración es de Carolina Buzio.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.