Veinte preguntas para un retrato robot

retrato robot

Para transformar la audiencia en comunidad, es necesario que las personas se comprometan con nuestra propuesta.

¿Cómo pasar de lo macro a lo micro?

La visibilidad empieza en el cliente. Si el otro no nos ve, no podemos hacerle llegar nuestra propuesta.

Para poder llegar a él/ella, necesitamos conocerle. A algunos contactos / fans / followers les conocemos. A la mayoría, probablemente no. Pero sí sabemos que nuestra propuesta (llámese servicio, llámese novela) se dirige a un público concreto, formado por personas que comparten determinadas características.

Extrayendo y consolidando los aspectos comunes, podemos dibujar el retrato robot de nuestro interlocutor ideal.  Este prototipo (en inglés “persona”) sirve para afinar la propuesta editorial, para elaborar el plan de empresa y sobre todo para seleccionar en cada caso qué acciones y qué medios nos acercan a las personas a quienes queremos dirigirnos.

En esta realización del retrato robot tenemos en cuenta cuatro aspectos: quién es, cómo piensa, qué hace y dónde vive esta persona ideal.  Existen tests exhaustivos para la construcción de prototipos. El que propongo lo he destilado en veinte preguntas, cuyas respuestas dibujan con nitidez suficiente a tu interlocutor/a.

 

RETRATO ROBOT DE TU LECTOR/CLIENTE/PRESCRIPTOR

Aspectos demográficos

  • Género: hombre, mujer, persona no binaria
  • Edad
  • Estado civil
  • Familia: nº de hijos, si tiene
  • Situación profesional y laboral

Aspectos sicográficos

  • Tendencias políticas
  • Hobbies
  • Toma de decisiones: ¿lidera o se deja llevar por la presión del grupo?
  • Relación con las marcas: ¿sigue las marcas? ¿Cuáles?
  • Sensibilidad al precio: ¿el precio es un factor determinante en su proceso de compra?

Comportamiento

  • ¿Qué uso hace de Internet?
  • ¿Cómo se informa?
  • ¿Dónde compra?
  • ¿Compra por impulso?
  • ¿A qué clubs o comunidades pertenece?

De entorno: Dónde vive esta persona ideal

  • En qué país vive
  • Cuál es la situación de dicho país
  • En qué idioma se comunica cotidianamente
  • Qué moneda maneja
  • De qué sistemas de pago dispone.

 

Los prototipos que mejor funcionan son los más detallados. El reto estriba muchas no ya en saber, sino siquiera en intuir la respuesta a alguna de estas preguntas. Según el proyecto, algunas son más relevantes que otras. Todas nos ayudan a hacernos una idea más precisa de cómo es la persona a la que queremos hacer llegar nuestra propuesta.

En una próxima nota comentaremos cómo aplicamos el conocimiento adquirido vía el retrato robot a nuestra estrategia de visibilidad. Por cierto, si todavía no estás en mi Lista, te invito a apuntarte aquí mismo.

A propósito de la ilustración de esta nota: El ejercicio de construir retratos robot es variopinto. El que acompaña esta nota corresponde a Lolita, la protagonista de la novela homónima de Nabokov,  como niña y, ya después como mujer.  El autor del retrato,  Brian Joseph Davis,  dibuja a los personajes literarios en base a las descripciones de los textos en los que aparecen.

 

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

5 comentarios en “Veinte preguntas para un retrato robot”

  1. Pingback: Veinte preguntas para un retrato robot | Neus A...

  2. Pingback: Vuelta al pupitre: la formación y la marca personal | Neus Arqués

  3. Pingback: Entrevista a Neus Arqués | juanjobote.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *