Veinte preguntas para un retrato robot

Lolita by Brian Joseph David

Para transformar la audiencia en comunidad, es necesario que las personas se comprometan con nuestra propuesta.

¿Cómo pasar de lo macro a lo micro?

La visibilidad empieza en el cliente. Si el otro no nos ve, no podemos hacerle llegar nuestra propuesta.

Para poder llegar a él/ella, necesitamos conocerle. A algunos contactos / fans / followers les conocemos. A la mayoría, probablemente no. Pero sí sabemos que nuestra propuesta (llámese servicio, llámese novela) se dirige a un público concreto, formado por personas que comparten determinadas características.

Extrayendo y consolidando los aspectos comunes, podemos dibujar el retrato robot de nuestro interlocutor ideal.  Este prototipo (en inglés “persona”) sirve para afinar la propuesta editorial, para elaborar el plan de empresa y sobre todo para seleccionar en cada caso qué acciones y qué medios nos acercan a las personas a quienes queremos dirigirnos.

En esta realización del retrato robot tenemos en cuenta cuatro aspectos: quién es, cómo piensa, qué hace y dónde vive esta persona ideal.  Existen tests exhaustivos para la construcción de prototipos. El que propongo lo he destilado en veinte preguntas, cuyas respuestas dibujan con nitidez suficiente a tu interlocutor/a.

 

RETRATO ROBOT DE TU LECTOR/CLIENTE/PRESCRIPTOR

Aspectos demográficos

  • Género: hombre, mujer, persona no binaria
  • Edad
  • Estado civil
  • Familia: nº de hijos, si tiene
  • Situación profesional y laboral

Aspectos sicográficos

  • Tendencias políticas
  • Hobbies
  • Toma de decisiones: ¿lidera o se deja llevar por la presión del grupo?
  • Relación con las marcas: ¿sigue las marcas? ¿Cuáles?
  • Sensibilidad al precio: ¿el precio es un factor determinante en su proceso de compra?

Comportamiento

  • ¿Qué uso hace de Internet?
  • ¿Cómo se informa?
  • ¿Dónde compra?
  • ¿Compra por impulso?
  • ¿A qué clubs o comunidades pertenece?

De entorno: Dónde vive esta persona ideal

  • En qué país vive
  • Cuál es la situación de dicho país
  • En qué idioma se comunica cotidianamente
  • Qué moneda maneja
  • De qué sistemas de pago dispone.

 

Los prototipos que mejor funcionan son los más detallados. El reto estriba muchas no ya en saber, sino siquiera en  intuir la respuesta a alguna de estas preguntas. Según el proyecto, algunas son más relevantes que otras. Todas nos ayudan a hacernos una idea más precisa de cómo es la persona a la que queremos hacer llegar nuestra propuesta.

En una próxima nota comentaremos cómo aplicamos el conocimiento adquirido vía el retrato robot a nuestra estrategia de visibilidad. Por cierto, si todavía no estás en mi Lista, te invito a apuntarte aquí mismo.

A propósito de la ilustración de esta nota: El ejercicio de construir retratos robot es variopinto. El que acompaña esta nota corresponde a Lolita, la protagonista de la novela homónima de Nabokov,  como niña y, ya después como mujer.  El autor del retrato,  Brian Joseph Davis,  dibuja a los personajes literarios en base a las descripciones de los textos en los que aparecen.

 

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

5 comentarios en “Veinte preguntas para un retrato robot”

  1. Pingback: Veinte preguntas para un retrato robot | Neus A...

  2. Pingback: Vuelta al pupitre: la formación y la marca personal | Neus Arqués

  3. Pingback: Entrevista a Neus Arqués | juanjobote.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *