Marca personal y rentabilidad: el ROI de tu marca personal

¿Te preguntas qué ganas construyendo tu marca personal?

Esa premisa es básica.  Nuestra marca personal debe generar un retorno. Ningún cliente en su sano juicio invertiría en una campaña de marketing sin esperar beneficios a cambio. Si inviertes recursos en tu marca (en formación, asesoramiento, diseño…), tú también debes esperarlos.

La marca personal aplica las técnicas propias del Marketing a nuestro posicionamiento, con el fin de que nuestro talento sea más visible y nuestra propuesta, más rentable. Desarrollada de forma correcta, incide en la rentabilidad de tu propuesta profesional por dos vías: incrementando ingresos y reduciendo costes.

  • Reducción del coste de adquisición de clientes. Si tu marca se diferencia en el sector, los clientes te ven y acuden a ti. Una marca diferenciada es más reconocible que una marca blanca. Indicador: Aumento en el número de leads.
  • Aumento del walletshare. La experiencia positiva de tus clientes y la alineación de sus valores y los tuyos facilita los proyectos conjuntos y genera confianza. El cliente quiere continuar colaborando contigo en otros proyectos. Indicador: Grado de retención de clientes.
  • Menor sensibilidad al precio. Cuando la experiencia de marca es positiva, tu cliente quiere contratarte a ti, no a cualquier otro profesional que hace lo mismo que tú. La posibilidad de sustituirte se reduce. Esta preferencia mejora tu posición negociadora y te permite incrementar tarifas. Indicador: Tarifario.
  • Más oportunidades de negocio. Uno de los elementos clave de una marca personal es red de contactos sólida. Los contactos son la principal vía que tenemos los profesionales por cuenta propia de detectar y ganar nuevos proyectos. Indicador: Número y calidad de tus contactos.

El retorno de la inversión requiere un tiempo de maduración porque las marcas personales no son exprés: no puedes construir tu marca de la noche a la mañana.  Cada una de estas cuatro métricas te permiten medir el ROI y evaluar si tu marca personal progresa adecuadamente.

Los escritores también necesitamos una marca personal fuerte para que nuestros libros se vendan y se lean. Cada vez más los lectores descubren los libros de la mano de quien los ha escrito. Puedes trabajar conmigo tu Marca de escritor en este curso que comienza el 29 de junio en Cursiva.

La ilustración procede de este pin.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *