Cómo mejorar la calidad de vida digital

Internet es un gran ladrón de tiempo. Los medios sociales fagocitan nuestra atención y, cuando queremos darnos cuenta, se nos han pasado las horas en nada. Cuando eso sucede, nos sentimos frustrados, desbordados o ambas cosas a la vez.

Por eso me han interesado las recomendaciones de Penny C. Sansevieri, experta en Marketing. Resumo aquí su «10 Ways to Rock on Social Media and Still Have a Life«:

  • Seleccionar  las fuentes de consulta
  • Suscribirse (vía RSS) sólo a las que consideremos de interés
  • Limitar el tiempo dedicado a cada tarea.
  • Automatizar tareas (mediante autorespuestas…)
  • Sindicar el propio contenido entre las distintas plataformas
  • Crear una rutina cotidiana
  • Centrarse en las tareas esenciales
  • Diseñar un plan de actuación
  • No seguir al líder (es decir, ignorar aquellas recomendaciones que no interesen, incluídas las suyas).

El artículo me interesa además como signo de los tiempos. Empiezo a percibir cierto hartazgo digital, una saturación mental ante la diversidad de opciones, la fragmentación, la multiplicación de identidades y la proliferación de gurus. No me extrañaría que pronto asistieramos a un repliegue. La atención se nos acaba; Internet, no.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

2 comentarios en “Cómo mejorar la calidad de vida digital”

  1. Partiendo de un diagnóstico correcto, de la lista de 10 sólo son humanas tres o cuatro. El resto pasa a la lista de las buenas intenciones, me temo. El cansancio digital, eso sí que pienso que es cierto. La fragmentación y la abundancia, la conectividad permanente va a llevar a decidir con qué te conformas e ignorar el resto. Vamos, que no se pué más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.