Mes: junio 2013

Diferenciación: Doce preguntas para no ser igual a nadie más

Diferenciarse es una de las mejores maneras de ser visible. Si puedes comunicar qué hace que tu producto o servicio, tu marca, sea distinto al resto, podrás llegar a aquellas personas a las que te diriges con mayor facilidad, porque verán tu propuesta de forma nítida.

Estas doce preguntas te ayudan a identificar rápidamente qué puedes emplear para construir tu diferencia y presentar tu propuesta de forma única.

No es necesario responderlas todas. Entre las doce encontrarás seguro preguntas que se adaptan mejor a tu caso.

En el enunciado basta sustituir XXXX por el nombre de tu propuesta: nombre de tu producto, de tu servicio, tu propio nombre…

  1.  ¿Qué problema soluciona XXXX? (p.e.: ¿Qué problema soluciona mi servicio de asesoría legal?).
  2. ¿A quién se lo soluciona? (i.e. a qué público te diriges).
  3. ¿Qué usos u ocasiones resultan especialmente adecuados para XXXX?
  4. ¿Qué NO incluye XXXX? (por ejemplo: NO es necesario pagar una cuota anual para poder contar con un gestor que resuelva sus dudas).
  5. ¿Desde cuándo se comercializa XXXX?
  6. ¿Qué sentirá el usuario/cliente/lector cuando use XXX? (se sentirá más tranquilo, se relajará, se sentirá más fuerte….).
  7. ¿Por qué el  precio de XXXX es el que es? (por qué es más caro o más barato que tu competencia).
  8. XXX es un híbrido entre qué y qué (p.e. tu servicio combina la atención personalizada con los talleres en grupo).
  9. ¿Qué usos le dan los usuarios? Anota tanto los usos previstos como los insólitos.
  10. ¿En qué escenarios resulta  XXXX especialmente adecuado?
  11.  ¿Qué pruebas técnicas se han realizado en el desarrollo de XXXX? ¿Cómo me he preparado para ofrecer mi servicio de XXXX?
  12. ¿Por qué el usuario /consumidor/cliente querrá contratar/comprar más de un XXXX?

Tómate este cuestionario como una herramienta para mirar tu propuesta con otros ojos: con los ojos del valor añadido.

¿Por qué es diferente tu servicio o producto? Te animo a comentar tu experiencia a pie de post. Si lo haces, enlaza a tu sitio web: tú ganas visibilidad y nosotros te conocemos mejor.

P.D. Emocionada por tantos buenos deseos de cumpleaños. Muchas gracias.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Follow your bliss: Visibilidad y felicidad

8e28b4a53d9e55714036f94a7b1b69fd
(Update: Justo aquí se ponía en marcha mi proyecto #Vive50)

Esta semana cumplo cincuenta años.

He llegado a una edad mítica. Por un lado, es “la edad de la crisis”: te das cuenta de que ya no te queda media vida por delante y te lo cuestionas todo. Por otro, oficialmente ya no encajas en el patrón imperante de juventud eterna. De ahí el éxito de mantras tipo “los cincuenta son los nuevos cuarenta”: te dan diez años extra.

Con o sin margen, el tiempo pasa para todos: tú también llegarás a los cincuenta. Y si ya los has cumplido, sabes de qué hablo.

La efemérides me motiva a escribir sobre la felicidad. Y tú te preguntas qué tiene que ver con la visibilidad.

Tiene que ver.

Ser visible cuesta. Cuesta dedicación, tiempo, otros recursos. Si me lees desde hace un tiempo sabes ser el marketing personal no consiste en abrirte un perfil en Facebook. No. Es un ejercicio más complejo. Por eso creo que ser visible sólo vale la pena si te hace feliz.

Tu visibilidad tiene que tener una razón. Y la razón es tu felicidad, entendida como dicha plena.

Joseph Campbell, el mitógrafo más importante del siglo XX y uno de los grandes expertos en religiones comparadas, dio a un grupo de estudiantes un consejo que se hizo famoso:

Follow your bliss. Persigue tu felicidad.

Para Campbell, todos vivimos momentos en los que nos sentimos plenos. Esa plenitud nos llena y nos conecta con la estructura mítica que nos ancla en el mundo y lo dota de sentido. ¿Qué tienen esos momentos en que te sientes “conectado”? ¿Qué te hace feliz? Según el antropólogo, esa es la razón –la felicidad- que debería dictar nuestro quehacer, también el profesional.

A mí me hace feliz escribir. Y me gusta enseñar. Lo mío es «empoderar». Este anglicismo significa «conceder poder a otro para que, mediante su autogestión, mejore sus condiciones».  Por eso cuando me propusieron impartir este taller de Marketing para escritores me lancé sin dudarlo. Por eso escribo sobre visibilidad y sobre la invisibilidad.

“Si persigues la felicidad, te sitúas en una especie de camino que siempre ha estado allí, esperándote, y la vida que deberías vivir es la que ya vives. Cuando entiendes esto, empiezas a conocer personas que se encuentran en tu campo de felicidad y estas personas te abren puertas.  Persigue tu felicidad y no tengas miedo, y verás cómo se te abren puertas cuya existencia desconoces”.

A eso voy a dedicarme los próximos doce meses: al camino y a las personas. Y a las puertas. Seguiré informando – y escribiendo en mi Lista.

 

 

 

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Web y blog: ¿juntos o separados?

¿Mantienes un sitio web y además un blog? En caso afirmativo, ¿tienes un «dos en uno» o se trata de dos plataformas distintas?   ¿Cuáles son las ventajas y los retos de una opción y otra?

Dos en uno: web + blog

Un blog puede crecer, página a página, hasta convertirse en un sitio web funcional. Este blog, neusarques.com, o el de mi empresa (un blog vintage del año…. ¡2005!) siguen  esta estructura:  son sitios web, con sus correspondientes secciones, pero se construyen sobre sistemas de publicación de blogs.

Construir un web sobre un blog es una opción muy práctica por varias razones:

– Por la facilidad con que la herramienta te permite publicar no sólo los posts, sino las distintas páginas.

– Porque al actualizar el blog, estarás ayudando a indexar mejor tu sitio web. A Google le encantan los blogs porque prioriza los contenidos frescos.

– Porque puedes asociar los posts a un autor a través de Google Authorship, el programa para autores de Google y contribuir así a su visibilidad  – y a la tuya. Este aspecto será cada vez más fundamental.

Web y blog separados

En otros casos el web y el blog han ido por caminos separados. Igual creaste primero el blog y después desarrollaste un web independiente, o bien al revés: abriste tu blog a parte porque era demasiado complejo o costoso integrarlo en tu sitio web. Tienes entonces que manejar dos plataformas diferenciadas.

En este escenario, el reto es que tus usuarios lo entiendan.  El recorrido del web al blog y vice-versa tiene que estar clarísimo para el usuario.  Ambas plataformas deben estar bien enlazadas y «señalizadas».

El recorrido entre una y otra debe ser una fuente de tráfico para ti, no una hemorragia que te haga perder visitas.

El usuario debe entender enseguida que se trata de dos plataformas,  pero una sola empresa o profesional. Su experiencia en una y otra debería ser similar, de modo que identifique ambas con la marca.

Si tu web y tu blog no se parecen, si no está claro el papel de uno y otro, si no los vinculas, corres el riesgo de duplicar esfuerzos en vano.

Sobre webs y blogs hablaré en la sesión «Si no te ven, no te leen. Marketing para escritores«, que Lectures al jardí organiza el próximo 20 de junio en Barcelona. Porque al esfuerzo para que te publiquen (sobre el que puedes leer esta guía) le sigue el esfuerzo para que te lean.

¿Estás en mi Lista? Apúntate y recibirás, cada semana, recursos para mejorar tu visibilidad y la de tu proyecto.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Branded content: tu historia es tu marca

¿Te has dado cuenta de que los anuncios se parecen cada vez más a las películas y menos  a la «publicidad»?

 Las personas y las marcas tenemos una cosa en común: los valores. Tus valores son la base de tu marca personal.  Las marcas corporativas también buscan transmitir los valores corporativos. “Marca” y “valor” van juntos.

 Por otro lado, los humanos nos contamos historias para compartir o transmitir o debatir unos valores. Como raza, esa es la manera que tenemos de entender el mundo. 

 Era cuestión de tiempo que marcas e historias confluyeran. Y ya lo han hecho, en el llamado “branded content”. Este nuevo anglicismo se refiere a cualquier experiencia de entretenimiento o comunicación que pone la marca en el centro.

¿Qué opinas de la paella feliz que se montan estos muchachos? ¿Dónde termina el anuncio y dónde empieza la película? ¿Cómo se inserta el patrocinador -la cerveza- en la mini-trama? Fíjate en la relación entre el anuncio y el sitio web, mucho más amplio, que declina el concepto Mediterráneamente. La campaña es de la agencia Villar-Rosas, quienes en su día me regalaron otra vida.

En otras  campañas de branded content, la integración entre la marca y la historia nace ya a nivel editorial.  Te pongo un ejemplo, muy bien desarrollado: Sailing the real Med es una videoaventura que se autodefine como “road trip marinero por el Mediterráneo”. La aventura está esponsorizada por la marca Medwinds, vinculada a su vez a la marca Camper y  está“publicada” en la versión on-line de la revista Vice (unos artistas en esto del branded content). Otro ejemplo, bien explícito: las nuevas tiendas de gama alta de la cadena de ropa HM, se llaman, precisamente , & other stories, expresión que por su estructura (mediante el &) se añade a todos los productos y conceptos asociados a la marca.

Si las marcas  recurren y recurrirán cada vez más a las estrategias de  Branded content para contarnos una historia que nos transmita sus valores, los profesionales podemos hacer lo mismo.

Pienso que las personas contamos nuestra historia con el mismo objetivo: explicar quiénes y cómo somos y qué buscamos.  Nuestra historia es nuestra marca.

No me refiero sólo a tu CV, sino a la trayectoria vital que te ha llevado hasta  aquí, hoy.

La historia de tu vida es lo que te hace singular. Es tu historia. Nadie te podrá copiar eso. 

Acabo esta nota con las próximas convocatorias, por si son de tu interés.

 De Branded content y cómo construir relatos promocionales hablaré en este taller organizado por el Col.legi de Periodistes en Barcelona el 19 de junio.

 Alex ha contado aquí  su historia al leer mi Marketing para escritores. Me ha hecho muy feliz leer esto: “Sus consejos son los de un amigo que ha pasado por lo mismo».  Si además de vivir tu historia la has escrito y quieres publicarla, en esta guía te cuento qué tienes que hacer para que te publiquen.

 Gracias por comentar esta reflexión a pie de post y/o compartirla.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.