Mes: marzo 2013

Tagclouds: La respuesta está en la nube

Neus Tagcloud
Tanto si estás empezando a desarrollar tu plan de visibilidad como si quieres revisarlo,  te interesa crear tu propia tagcloud, una nube que resuma, en una sola imagen, los conceptos asociados a tu marca personal.

Las tagclouds o  “nubes de etiquetas” son un recurso de visualización. Estas nubes se basan en qué palabras empleas más y más a menudo en tus contenidos.  Las agrupan y, en función de la intensidad y frecuencia de uso, les asignan un tamaño. El resultado es una “nube de tus conceptos”, una síntesis de tus temas.

Las tagclouds sirven para que nos demos cuenta de lo que realmente estamos diciendo y cómo nos estamos posicionando: ¿Las palabras que aparecen en la nube se corresponden con el mensaje que queremos transmitir?

Algunas de las herramientas para crear tagclouds permiten generar imágenes realmente sorprendentes, modificando la tipografía, la disposición y los colores. Dos de las plataformas más resultonas son Wordle y Tagxedo. En esta última puedes incluso crear y vender en su tienda tu propio merchandising, basado en la imagen de tu tagcloud. ¿Qué tal una camiseta con tu nube de palabras?

PD. En la imagen te dejo de muestra la nube que acabo de crear para este blog.

PPD: ¿Estás en mi Lista? Más ideas y recursos sobre visibilidad.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Google+, esa red tan aburrida en la que todos vamos a caer

Cuando Google, después de pinchar con Buzz, lanzó Google+ , pensé: «¡Si es que no aprenden! ¡A ver quién va a salir de Facebook y empezar de nuevo!». Los usuarios somos personas de costumbres y cuando ya nos hemos congregado en una red social y nos hemos hecho a ella, resulta difícil persuadirnos de que cambiemos.

Google+ es la típica red a la que no hacemos mucho caso. Y sin embargo existen cada vez más razones para pensar que su peso estratégico es crítico para nuestra visibilidad. Una tiene que ver con su ritmo de crecimiento. Y otra tiene que ver con nuevos parámetros -“Author Rank”, «Authorship Markup»-  que condicionarán el resultado de las búsquedas.

Como escribí en su día , Google+ surge como reacción a una deficiencia percibida en Facebook: la necesidad de gestionar las diferentes facetas de nuestra identidad, seleccionando qué contactos acceden a qué contenidos. La solución propuesta son los círculos, que nos permiten agrupar a nuestros contactos en función de aquello que tienen en común en relación a nosotros. Cada círculo ve sólo aquello que queremos que vea.

Google+ se integra en el mundo Google, que aúna todas las herramientas, plataformas y prestaciones.  Una misma cuenta de acceso nos permite operar en Google Docs y en Blogger, por poner un ejemplo. Implicaciones: personalización creciente. Google+ proporcionará a la compañía otro caudal de datos sobre nuestra vida digital, que cruzará con todos los que ya tiene y que derivan no sólo de nuestras búsquedas sino del uso que hacemos del resto de sus herramientas. Que, recordémoslo, no son gratuitas. No pagamos con dinero: pagamos con datos. Google vive de la publicidad contextual. Por tanto, obtener el mayor número posible de datos personales es imprescindible para su negocio. Éste y no otro es el motivo de la carrera contra reloj para persuadirnos de que Google+ es la mejor alternativa a Facebook y a cualquier otra red social.

Y como los usuarios no estábamos mucho por la labor, Google ha decidido sacar a la vez la zanahoria y el palo.  Aquí aparece el “Author Rank” y el argumento es muy simple: Google dará prioridad en los resultados de búsqueda a los «contenidos de autor», es decir, a aquellos contenidos que estén firmados o sean atribuibles a un usuario.  Teóricamente esta decisión de negocio sirve para disuadir los mensajes anónimos. Otra lectura nos dice que  un texto firmado proporciona a Google todavía más información sobre nosotros. Con independencia del motivo, ésta es la realidad: para que tus contenidos aparezcan en las primeras posiciones, vas a tener que “firmarlos”. ¿Cómo? Aquí encuentras la explicación oficial.

PD: Gracias por compartir este post en Google+ (a pie de post encuentras el botón de marras).

Si te interesa cómo gestionar tu visibilidad, suscríbete a mi Lista. Hablo en especial sobre la visibilidad de los escritores, teniendo en cuenta que hoy, en Internet, escritores somos todos.

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.

Marca personal: Conversando con Andrés Pérez Ortega

tevanaoir
En abril de 2005  Andrés Pérez Ortega me contactó por email. Quedamos para hablar sobre Marca personal. Cuando nos vimos, la sensación de alivio era palpable y compartida. ¡No estabamos solos estudiando el tema!  Esa conversación con Andrés ha continuado hasta hoy. En este post y para celebrar el lanzamiento de su último libro, Te van a oír, toma forma de tres preguntas. Éstas.

(Neus)  ¿Cómo ves la evolución del Personal Branding entre nosotros? ¿Qué valoras mejor y peor?

(Andrés) Lo más positivo es que lo que hace casi diez años era malinterpretado y atacado simplemente por lo que inspiraba el nombre, hoy es aceptado, asumido e incluso deseado. Creo que se ha entendido que el Branding Personal trata de descubrir lo que nos hace valiosos y comunicarlo de un modo consciente. Pienso que sólo quienes no han dedicado un rato a entender de qué va esto son los que siguen pensando que es una forma de engañar o de aparentar algo que no somos cuando en realidad se trata de todo lo contrario. No se trata de «venderse» sino de vender nuestro trabajo. 

En cuanto a lo negativo diría que lo que nosotros planteábamos desde el principio como un concepto basado en principios, en valores, en la responsabilidad y la libertad individual está siendo utilizado de forma interesada por el profesional que lo aplique. Creo que siempre hemos compartido la idea de que el Branding Personal empieza en el interior del ser humano, debe basarse en tener algo que aportar y hacerlo de forma consistente y fiable y finalmente hacer todo lo posible para mostrarlo al mundo.

Para algunos, creo que se está reduciendo un concepto que enriquece a la persona a la utilización de algunas herramientas de Internet. Se está confundiendo la parte con el todo, el Marketing Personal en los Social Media con el desarrollo de una identidad sólida y valiosa. Para otros se trata de asesoría de imagen, algunos creen que se basa sólo en el autoanálisis,… Y el Branding Personal tiene un poco de todo eso, pero no puede simplificarse en función de la formación de cada profesional que lo aplica. Creo que es importante insistir en que detrás del Branding Personal hay un método, un sistema que tiene en cuenta bastantes aspectos y no simplificarlo diciendo que se basa en tener cuenta en Facebook y un avatar chulo en Twitter.

(N) Te van a oír, tu nuevo libro, es una presentación exhaustiva de las ventajas de todos los formatos disponibles para desarrollar una marca personal.  ¿Qué criterios propones a un lector para seleccionar el formato que más nos conviene?  Y añado:  En Te van a oír tu nombre se acompaña de tu cuenta en Twitter (@marcapersonal). ¿Hasta qué punto esa identificación te es útil y por qué?

(A) En Te van a oír he tratado de transmitir la idea de que para diseñar una estrategia de visibilidad profesional hay que tener en cuenta todas las opciones. No basta con estar en La Red o en el mundo «real». Pero tampoco hay que estar en todas partes todo el tiempo. Lo importante es sentarse y reflexionar sobre lo que queremos conseguir, qué podemos ofrecer y a quién nos queremos dirigir. Y sólo cuando eso esté claro podremos tomar decisiones sobre los canales más apropiados.

Si tu trabajo puede mostrarse visualmente, y eso incluye desde diseñadores gráficos a ingenieros que montan líneas de producción pasando por fontaneros o sastres, puedes utilizar herramientas o aplicaciones que permitan mostrar tu trabajo de forma impactante. Si tu trabajo está más centrado en el pensamiento o el conocimiento quizás es más apropiado dar conferencias o escribir artículos. Si quieres estar en contacto con la gente y poner a prueba tus ideas, Twitter puede ser un medio interesante.

No hay una regla fija, eso depende de lo que comentaba antes. Pero si tuviese que quedarme con dos herramientas fundamentales elegiría el Blog y el Networking. Creo que el blog es tu cuartel general desde donde hablas al mundo sin tener que dar explicaciones. La red de contactos es el medio fundamental para generar confianza y llegar a acuerdos.

En cuanto a lo de mi cuenta de Twitter en la portada del libro, creo que refleja muy bien lo que pretendo transmitir. Todo lo que hacemos debería formar parte de una estrategia combinada. La gente que me sigue en Twitter es probable que tenga más tendencia a comprar mi libro porque le interesa lo que digo y la gente que lee mi libro puede que empiece a seguirme en Twitter. Pero a su vez, si alguien lee mi libro puede contactarme vía Twitter para hacerme una entrevista o dar una conferencia en la que yo daré la dirección de mi web y luego nos tomaremos unas cañas y hablaremos,… Todo suma y una elección adecuada de canales y herramientas puede poner en marcha una bola de nieve que no deja de crecer.

(N) Pregunta interesada, Andrés. En el Congreso iRedes hablaré de Redes sociales y marca personal en femenino. ¿Crees que hombres y mujeres desarrollamos nuestras marcas personales de forma similar o crees que el género es un aspecto que merece un trato diferenciado?

(A) Éste es un tema siempre complicado porque nunca sabes si lo adecuado es establecer diferencias o no. Pero como nunca me he caracterizado por ser políticamente correcto me mojaré. Creo que en lo que respecta a la Marca personal en general y la visibilidad en particular podría haber una ventaja por parte de las mujeres. La Red permite que a las personas se nos valore por lo que podemos aportar. Aquí nadie te va a preguntar la edad, el género o tu lugar de nacimiento si ofreces algo que merezca la pena. Así que, en principio, todos partimos desde el mismo punto.

   Pero creo que las cualidades asociadas a las mujeres como la capacidad de comunicación, la tendencia a establecer vínculos, la visión a medio o largo plazo podrían favorecer la construcción de un posicionamiento sólido. La tendencia más cortoplacista e impulsiva de los hombres quizás nos haga cometer más errores que pueden ser fatales cuando podemos hacer llegar nuestra voz mucho más lejos. Pero por otra parte, creo que esa tendencia a asumir riesgos y a ser más insensatos pueden ayudar a salir de la sombra.

Si quieres que te oígan es necesario tener algo que decir y luego decirlo. Creo que las mujeres nos llevan mucha ventaja a los hombres a la hora de estructurar las ideas pero en muchos casos suelen quedarse en la sombra (no dar una conferencia o subir un video a Youtube) por algún tipo de temor. Lo cierto es que es un temor injustificado porque he visto a muchas mujeres haciendo un trabajo excelente como ponentes, mostrando su trabajo en un video o escribiendo artículos. Aquí quiero animar a mujeres y hombres a lanzarse a la piscina.

Si quieres perder el miedo, lo mejor es empezar a hacer cosas.

(N) «Si quieres perder el miedo, lo mejor es empezar a hacer cosas» @marcapersonal. Gran mensaje. Gracias, Andrés, y mucha suerte con tu libro!

 

Suscríbete y haz que tu talento sea más visible.